JABONES Y GELES DE DUCHA

MANTECA DE LAVADO. Detergente biodegradable basado en jabón natural de coco.

Spread the love
7 / 100

En esta ocasión vamos a mostraros cómo elaborar un eficaz detergente natural para la colada totalmente biodegradable.

IMG 7806 1
MANTECA DE LAVADO. Detergente biodegradable basado en jabón natural de coco. 2

No sólo cuidareis del medio ambiente con esta receta, sino que además protegeréis la piel de toda la familia.

Obvia decir que, si tenéis un bebé o alguien con piel delicada en la familia y que sufre de dermatitis, este detergente (además de utilizar ropa a base de fibras naturales de algodón, lino, etc.) puede seros de gran ayuda a la hora de minimizar este problema.

Hemos empleado aceite de coco a la hora de elaborar esta receta porque el jabón basado en aceite coco produce mucha espuma y tienen un gran poder de limpieza. Estas cualidades del aceite de coco hacen que sea especialmente adecuado para elaborar nuestro jabón para lavar la ropa. Además, el jabón de aceite de coco es uno de los jabones más fáciles de hacer, principalmente porque traza y se endurece rápidamente. Por otra parte, el aceite de coco se encuentra con relativa facilidad.

Esta opción con aceite de coco se convierte en un auténtico “detergente” para la lavadora en el momento en que le añadimos el bórax y la soda de lavado.

El bórax es una sal natural (tetraborato de sodio) que se ha utilizado como producto de limpieza durante décadas. Tiene muchos usos dado que ayuda a eliminar las manchas, el moho y los hongos de la casa. Ahuyenta insectos como hormigas y cucarachas. Y en los detergentes comerciales y limpiadores domésticos se utiliza con gran éxito para ayudar a blanquear, neutralizar los olores y eliminar la suciedad. Puede añadir que deja la ropa de algodón impecable y con más cuerpo. Lo comprobareis si preparáis nuestra receta de “manteca de lavado”.

Una vez que disolváis el jabón junto con el bórax y la soda vuestro detergente espesará y se convertirá en una especie de manteca. Esto es interesante porque cunde mucho más en el cajetín de la lavadora que un detergente en gel.

La soda de lavado (carbonato sódico) podéis encontrarla en droguerías y establecimientos afines pues es un potenciador del detergente de lavado. Es como la soda de Finish (washing soda) que se utiliza para los lavavajillas. Es una soda muy parecida al bicarbonato y se podría sustituir por éste, pero dado que el bicarbonato suele utilizarse en menores cantidades puede resultar un poco caro utilizar dos tazas de bicarbonato sódico. Por ello, si no tenemos un acceso fácil a este tipo de soda de lavado, creemos que es más fácil sustituirla por percarbonato, que es un agente blanqueante de los tejidos que se encuentra en muchas droguerías.

VAMOS CON LA RECETA

Primero prepararemos 350 grs de jabón natural de aceite de coco, exactamente lo suficiente para una receta completa de manteca de lavado. Y decimos esto porque, tras preparar nuestro jabón natural de coco, vamos a hacer un segundo paso, añadiéndole dos ingredientes con gran poder de lavado, para convertirlo en detergente natural para la colada.

Ingredientes:

 225 gramos de aceite de coco

 95 gramos de agua

 40 grs de lejía (sosa cáustica)

Recordad usar protección ocular y guantes para pesar y mezclar el agua y la sosa.

Procedimiento:

Pesad el agua y la sosa en recipientes de plástico o vidrio resistentes a las temperaturas. Añadid la sosa al agua (nunca al revés) y removed para disolver. Evitad respirar los humos.

Pesad el aceite de coco y calentad hasta que se derrita a fuego lento en una sartén de acero inoxidable. Ahora ya podéis mezclar el agua de lejía con el aceite de coco. Siempre recordad verted el aceite sobre la lejía y no al revés para evitar vapores tóxicos. Procurad también que ambas mezclas estén a una temperatura similar de entre 40 y 50 grados máximo.

Batiremos la mezcla hasta que alcance el punto de “traza”, es decir, la consistencia de las natillas. Una vez que el jabón haya trazado, lo verteremos en el recipiente que hayamos designado a tal efecto. Por ejemplo, un molde de silicona, de plástico o un tetra brik reciclado… Los moldes de silicona suelen funcionar muy bien a la hora de desmoldar. Tan sólo hemos de esperar unas horas antes de poder hacerlo. Si el molde es de plástico tal vez tengamos que introducirlo un tiempo en el congelador para poder desmoldar con mayor facilidad. En este caso, y dado que queremos nuestro jabón de coco para utilizarlo como detergente para la colada, es conveniente que no lo dejemos que endurezca demasiado para que lo podamos rallar fácilmente.

SEGUNDA PARTE: DETERGENTE NATURAL DE COCO PARA LA COLADA

Ya hemos rallado nuestro jabón natural, y ahora vamos a convertirlo en “detergente” con gran poder de limpieza.

Ingredientes:

Los 350 gramos de nuestro jabón de aceite de coco 100% rallado

2 tazas de bórax.

2 tazas de soda de lavado (Na2C03)

Procedimiento:

Llevad a ebullición 3 litros de agua y verted sobre ellos el jabón rallado removiendo hasta que se disuelva por completo. Ahora agregad lentamente las dos tazas de bórax y seguid removiendo hasta que se disuelvan. Finalmente, agregad las dos tazas de soda de lavado.

El jabón rallado, el bórax y la soda de lavado se han disuelto en el agua caliente. Cubriremos pues  la olla con la tapa y dejaremos que la mezcla repose a temperatura ambiente durante aproximadamente 48 horas hasta que se enfríe y se asiente completamente. Después de que la mezcla haya descansado a temperatura ambiente durante varias horas se produce un milagro. La mezcla de la sartén gelificará.

Cuando la mezcla esté completamente fría y gelificada, batidla con una cuchara y después usad una batidora para emulsionar. Aseguraos de llegar hasta el fondo de la olla donde puede haberse quedado parte del bórax.

Batid hasta que la mezcla tenga la consistencia de una mayonesa espesa y cremosa y todos los grumos hayan desaparecido. Opcionalmente, podéis agregarle aceites esenciales o pastillas trituradas de suavizante para mejorar el aroma de la colada. Si no lo hacéis, sabed que la colada queda con un olor perfectamente neutro a “limpio” pues el bórax es, al igual que el vinagre, un eficaz desodorizante.

Envasad y almacenad. Sólo necesitareis de dos a cuatro cucharadas de esta manteca por cada colada, según el tamaño de la carga y la suciedad de vuestra ropa. A algunas personas les gusta agregar un poco de vinagre blanco de limpieza al ciclo de enjuague como suavizante pues el vinagre blanco, además de suavizar y eliminar olores, alarga la vida de la lavadora dado que es un antical natural y ecológico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *